El sentido de la vida (día 11)

20130811-074515 a.m..jpg

No existe problema en poseer cosas materiales, el problema es que las cosas materiales nos posean.
Muchas personas me han enseñado el correcto valor de las cosas materiales, me lo enseñan con su vida. Wayne Myers a través de su Libro “Viviendo más allá de lo posible” nos muestra con ejemplos claros que Dios usa el dinero para extender su reino y la bendición radica en no acapararlo, sino dejarlo fluir, Jesús dijo: “Dad y se os dará”.

“Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir”. (S. Lucas 6:38 RVR60)

No hay mucho que agregar a la forma en que Eclesiastés nos enseña, mejor leamos y meditemos.

Eclesiastés 5:8-20 [NTV]

La inutilidad de las riquezas

8 No te sorprendas si ves que un poderoso oprime a un pobre y si no se hace justicia en toda la tierra. Pues todo funcionario está bajo las órdenes de otro superior a él, y la justicia se pierde entre trámites y burocracia. 9 ¡Hasta el rey saca todo lo que puede de la tierra para su propio beneficio![c]

10 Los que aman el dinero nunca tendrán suficiente. ¡Qué absurdo es pensar que las riquezas traen verdadera felicidad! 11 Cuanto más tengas, más se te acercará la gente para ayudarte a gastarlo. Por lo tanto, ¿de qué sirven las riquezas? ¡Quizás sólo para ver cómo se escapan de las manos!

12 La gente trabajadora siempre duerme bien, coma mucho o coma poco; pero los ricos rara vez tienen una buena noche de descanso.

13 He notado otro gran problema bajo el sol: acaparar riquezas perjudica al que ahorra. 14 Se invierte dinero en negocios arriesgados que fracasan, y entonces todo se pierde. A fin de cuentas, no queda nada para dejarles a los hijos. 15 Todos llegamos al final de nuestra vida tal como estábamos el día que nacimos: desnudos y con las manos vacías. No podemos llevarnos las riquezas al morir.

16 Esto es otro problema muy serio: las personas no se van de este mundo mejor de lo que llegaron. Todo su esfuerzo es en vano, como si trabajaran para el viento. 17 Viven toda su vida bajo una carga pesada: con enojo, frustración y desánimo.

18 Aun así, he notado al menos una cosa positiva. Es bueno que la gente coma, beba y disfrute del trabajo que hace bajo el sol durante el corto tiempo de vida que Dios le concedió, y que acepte su destino. 19 También es algo bueno recibir riquezas de parte de Dios y la buena salud para disfrutarlas. Disfrutar del trabajo y aceptar lo que depara la vida son verdaderos regalos de Dios. 20 A esas personas Dios las mantiene tan ocupadas en disfrutar de la vida que no pasan tiempo rumiando el pasado.

Anuncios

El sentido de la vida (día 10)

Confiando en Dios

Cuantas veces queremos acercarnos a Dios y solo lo hacemos por la emoción y para suplir una necesidad momentánea, la mejor forma de identificar esto es analizar cual es nuestra actitud. Si al acercarnos a Dios la emoción nos controla, Eclesiastés nos dice que nos apresuraremos a hacer promesas que muy seguramente no podremos cumplir, o que olvidaremos, el famoso “Ahora si voy a hacer tal cosa”, “Ahora si dejo de hacer tal cosa”.

Buscar a Dios es una relación permanente, tiene que ver mas con lo que hacemos y menos con lo que decimos…

Las palabras se las lleva el viento, pero las acciones permanecen, dan fruto, nos cambian.

Meditemos un momento, cuantas promesas a Dios no hemos cumplido, cuantas veces la emoción nos hace hablar.

Dios es mas que palabras. cuando respaldamos nuestra búsqueda de Dios con acciones, la vida tiene sentido.

Eclesiastés 5:1-7 [NTV]

Precauciones al acercarse a Dios

5 Cuando entres en la casa de Dios, abre los oídos y cierra la boca. El que presenta ofrendas a Dios sin pensar hace mal. 2 [b]No hagas promesas a la ligera y no te apresures a presentar tus asuntos delante de Dios. Después de todo, Dios está en el cielo, y tú estás aquí en la tierra. Por lo tanto, que sean pocas tus palabras.

3 Demasiada actividad trae pesadillas; demasiadas palabras te hacen necio.

4 Cuando le hagas una promesa a Dios, no tardes en cumplirla, porque a Dios no le agradan los necios. Cumple todas las promesas que le hagas. 5 Es mejor no decir nada que hacer promesas y no cumplirlas. 6 No dejes que tu boca te haga pecar, y no te defiendas ante el mensajero del templo al decir que la promesa que hiciste fue un error. Esa actitud enojaría a Dios y quizá destruya todo lo que has logrado.

7 Hablar no cuesta nada, es como soñar despierto y tantas otras actividades inútiles. Tú, en cambio, teme a Dios.

El sentido de la vida (día 9)

20130806-072440-a.m..jpg

Seguimos leyendo Eclesiastés, la reflexión que hacemos ahora es en referencia a la sabiduría en contraste con el poder que otorga una posición. en la política, en un trabajo y aun en la familia, pensamos que la posición de autoridad nos hace sabios y que las decisiones que tomamos son correctas por el hecho de ser “la autoridad”, sin embargo dice Eclesiastés: “Es mejor ser un joven pobre pero sabio que ser un rey viejo y necio que rechaza todo consejo” esto nos enseña que si tenemos una autoridad pero nos cerramos al consejo, somos necios. que tipo de sabiduría podemos obtener cuando cerramos nuestros oídos a la enseñanza, nuevamente es una raíz de orgullo, autosuficiencia, es decir: “Yo puedo solo, se hacen las cosas a mi manera, porque lo digo YO”.

sin embargo también nos explica Eclesiastés que aunque tengamos esa “Autoridad” tarde o temprano vendrá otro y de que nos servirá terminar viejos, sin autoridad y sin sabiduría, necios en nuestro orgullo.

Reflexionemos en esto: “¿Estoy abierto a recibir consejo?, ¿Tengo en mi vida Consejeros?, ¿Las decisiones de mi vida son resultado de mi propia manera de pensar?, ¿Utilizo mi posición de autoridad para que no cuestionen mis decisiones?

Eclesiastes 4:13-16 [NTV]

13 Es mejor ser un joven pobre pero sabio que ser un rey viejo y necio que rechaza todo consejo. 14 Un joven así podría salir de la pobreza y triunfar. Hasta podría llegar a ser rey, aunque hubiera estado en la cárcel. 15 Sin embargo, luego todo el mundo corre a aliarse con otro joven que lo reemplaza. 16 Lo rodean innumerables multitudes, pero luego surge otra generación y lo rechaza a él también. Así que nada tiene sentido, es como perseguir el viento.

El sentido de la vida (día 8)

20130802-071714-a.m..jpg

“La Soledad es una mala consejera”, eso dice la gente y tiene razón, no fuimos diseñados para estar solos, pero es interesante saber con quien nos rodeamos, otro refrán dice: “Dime con quien andas y te diré quien eres”.

Tan importante es no estar solo, como lo es elegir bien con quien vamos a estar, desde familia, amigos, compañeros de trabajo o escuela y por supuesto cónyuge. si viviéramos solos por mas que disfrutemos el fruto de nuestro esfuerzo, llegara el momento en el que la temible pregunta invadirá nuestra alma: ¿Para quien hago todo esto? porque un día, no estaremos.
En la soledad el orgullo se fortalece, la soberbia, la autosuficiencia, pero ese castillo que se levanta en soledad se destruye en el olvido.

La soledad eres tu, cuando tu espíritu no tiene con quien estar. – Jose Durante

Lo mejor es rodearnos de personas que ayuden e impulsen el sentido de nuestra vida, personas que busquen lo mejor para nuestra vida, disfrutar hasta el ultimo respiro de la compañía de quienes amamos, por eso es absurda la falta de perdón, el odio, la amargura, para que crear barreras cuando podemos rodearnos de personas que nos ayudan a no rompernos fácilmente…

Eclesiastés 4:7-12

Las ventajas de tener compañía

7 También observé otro ejemplo de algo absurdo bajo el sol. 8 Es el caso de un hombre que está totalmente solo, sin hijos ni hermanos, no obstante trabaja mucho para acumular toda la riqueza posible. Sin embargo, luego se pregunta: «¿Para quién trabajo? ¿Por qué me privo de tantos placeres?». Nada tiene sentido, todo es tan deprimente.

9 Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. 10 Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas. 11 Del mismo modo, si dos personas se recuestan juntas, pueden brindarse calor mutuamente; pero ¿cómo hace uno solo para entrar en calor? 12 Alguien que está solo, puede ser atacado y vencido, pero si son dos, se ponen de espalda con espalda y vencen; mejor todavía si son tres, porque una cuerda triple no se corta fácilmente.

El sentido de la vida (día 7)

20130806-072440-a.m..jpg

Cuando no tenemos un Propósito Eterno, nada en nuestra vida tendrá sentido, será una vida llena de frustraciones, injusticias, dolores, porque la vida simplemente será sobrevivir sin algo mas que hacer, al final como dice Eclesiastés, será como perseguir el viento.

Sin embargo cuando entendemos que Jesús vino a darnos vida eterna y vida en abundancia, entendemos que no solo sobrevivimos a este mundo, nuestra vida se llena de paz y dirección.

Eclesiastés 4

Nueva Traducción Viviente (NTV)

1  Además, observé toda la opresión que sucede bajo el sol. Vi las lágrimas de los oprimidos, y no había nadie para consolarlos. Los opresores tienen mucho poder y sus víctimas son indefensas.

2 Entonces llegué a la conclusión de que los muertos están mejor que los vivos;

3 pero los más afortunados de todos son los que aún no nacen, porque no han visto toda la maldad que se comete bajo el sol.

4 Luego observé que a la mayoría de la gente le interesa alcanzar el éxito porque envidia a sus vecinos; pero eso tampoco tiene sentido, es como perseguir el viento.

5 «Los necios se cruzan de brazos,
y acaban en la ruina».

6 Sin embargo,

«es mejor tener un puñado con tranquilidad
que tener dos puñados con mucho esfuerzo
y perseguir el viento».

El sentido de la vida (día 6)

20130806-072440 a.m..jpg

Si quisiéramos vivir buscando dar sólo lo que recibimos, viviríamos frustrados porque en este mundo hay maldad y muchas veces experimentaremos injusticias, sin embargo, Dios va más allá de la justicia de los hombres, hay un Juicio mayor que los tribunales humanos, hay una justicia divina que tarde o temprano llegara, esa justicia es la que debemos buscar, la de su reino.

Es por ello que la vida en Dios va cobrando sentido, si no fuera así, como lo escribe Eclesiastés,sería absurdo vivir, pues nuestra vida no tendría sentido, seríamos iguales a los animales, por eso debemos encontrar el sentido de nuestra vida y disfrutar cada momento que vivimos, porque definitivamente, cada momento, no regresara…

¿Somos sabios con cada momento que vivimos?
¿Cómo reaccionamos ante las injusticias?

Las injusticias de la vida

16 También noté que, bajo el sol, la maldad está presente en el juzgado. Sí, ¡hasta en los tribunales de justicia hay corrupción! 17 Me dije: «A su debido tiempo, Dios juzgará a todos, tanto a los malos como a los buenos, por cada cosa que hayan hecho».

18 También reflexioné acerca de la condición humana, sobre cómo Dios les hace ver a los seres humanos que son como los animales. 19 Pues tanto las personas como los animales tienen el mismo destino: ambos respiran[a] y ambos mueren. Así que las personas no tienen una verdadera ventaja sobre los animales. ¡Qué absurdo! 20 Ambos terminan en el mismo lugar: del polvo vienen y al polvo vuelven. 21 Pues, ¿quién puede demostrar que el espíritu humano va hacia arriba y el espíritu de los animales desciende al fondo de la tierra? 22 Entonces me di cuenta de que no hay nada mejor para la gente que ser feliz con su trabajo. ¡Para eso estamos en este mundo! Nadie nos traerá de la muerte para que disfrutemos de la vida después de que hayamos muerto.
Eclesiastés 3:16-22 [NTV]