El sentido de la vida (día 14)

20130814-085555 a.m..jpg

No es un secreto que la sabiduría se adquiere al recibir consejos. No es un secreto que vivir lejos del consejo (a mi manera) siempre llevara a la ruina.

La Biblia esta llena de consejos para vivir mejor, porque Dios tiene planes de bien para nosotros, y su consejo principal es que escuchemos su voz, Dios es el más interesado en que sigamos su consejo…

Aquí te dejo algunos consejos de Eclesiastés, no sólo lo leas, medita en ellos…

Eclesiastés 7:1-14 [NTV]

Sabiduría para la vida

1 Vale más una buena reputación que un perfume costoso.
Y el día que morimos es mejor que el día que nacemos.
2 Vale más pasar el tiempo en funerales que en festejos.
Al fin y al cabo, todos morimos,
así que los que viven deberían tenerlo muy presente.
3 Es mejor el llanto que la risa,
porque la tristeza tiende a pulirnos.
4 El que es sabio piensa mucho en la muerte,
mientras que el necio sólo piensa en divertirse.
5 Es mejor ser criticado por un sabio
que alabado por un necio.
6 La risa del necio se apaga enseguida,
como los espinos que crepitan en el fuego.
Eso tampoco tiene sentido.
7 La extorsión vuelve necio al sabio,
y el soborno corrompe el corazón.
8 Vale más terminar algo que empezarlo.
Vale más la paciencia que el orgullo.
9 Controla tu carácter,
porque el enojo es el distintivo de los necios.
10 No añores «viejos tiempos»;
no es nada sabio.
11 La sabiduría es aún mejor cuando uno tiene dinero;
ambas cosas son de beneficio a lo largo de la vida.
12 La sabiduría y el dinero abren casi todas las puertas,
pero sólo la sabiduría puede salvarte la vida.
13 Acepta el modo en que Dios hace las cosas,
porque, ¿quién puede enderezar lo que él torció?
14 Disfruta de la prosperidad mientras puedas,
pero cuando lleguen los tiempos difíciles, reconoce que ambas cosas provienen de Dios.
Recuerda que nada es seguro en esta vida.

Anuncios

El sentido de la vida (día 13)

20130814-082030 a.m..jpg

Nuestra vida tiene un Propósito, nuestro Destino esta escrito, y es bueno. Pero si no lo conocemos o si no vivimos en el, realmente será una vida frustrada.

Hay muchas mentiras que podemos creer como verdades y muchas de ellas tienen que ver con resignarnos a “Sobrevivir”.

Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor —. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza.
Jeremías 29:11 NTV

Eclesiastés 6:10-12 [NTV]

El futuro: algo definido y a la vez incierto

10 Todo ha sido decidido. Ya se sabía desde hace tiempo lo que cada persona habría de ser. Así que no sirve de nada discutir con Dios acerca de tu destino.

11 Cuantas más palabras decimos, menos sentido tienen. Entonces, ¿para qué sirven?

12 En la brevedad de nuestra vida sin sentido, ¿quién conoce cómo pasar mejor nuestros días? Nuestra vida es como una sombra. ¿Quién sabe lo que sucederá en este mundo después de la muerte?

El sentido de la vida (día 12)

20130812-100748 a.m..jpg

¿Trabajas para vivir? O vives para trabajar… La mayor frustración y desilusión en el trabajo es cuando después de dedicarle años de tu vida (que jamás volverán) te das cuenta que no obtienes lo que deseabas… Imagina a una persona jubilada que dio los mejores años de su vida a un trabajo y ahora no tiene ni el reconocimiento, no las fuerzas, ni la salud, nada. Y como dice Eclesiastés, muy seguramente otro disfrutara de sus riquezas.

Toda la gente se pasa la vida trabajando para tener qué comer, pero parece que nunca le alcanza. Disfruta de lo que tienes en lugar de desear lo que no tienes; soñar con tener cada vez más no tiene sentido.

Es frustrante que algunas personas se alejan de la conexión familiar para dedicarse a su trabajo, pensando darles mejores cosas a su familia, finalmente cuando obtienen el puesto anhelado, el sueldo anhelado, no tienen familia para disfrutarlo. La perdieron en el camino.

Por más esfuerzo que hagamos y aún viviendo mil años, si nuestro trabajo no esta basado en un propósito eterno, seremos piezas de un juego de ajedrez, viviremos un poco de emoción, pero finalmente al acabar el juego, el Rey y el Peón irán a la misma caja.

Eclesiastés 6:1-9 [NTV]

1He visto otro mal terrible bajo el sol que pesa tremendamente sobre la humanidad. 2 Dios les da a algunos mucha riqueza, honor y todo lo que pudieran desear, pero luego no les da la oportunidad de disfrutar de esas cosas. Se mueren, y algún otro —incluso un extraño— termina disfrutando de toda esa abundancia. Eso no tiene sentido, es una tragedia terrible.

3 Un hombre podría tener cien hijos y llegar a vivir muchos años. Pero si no encuentra satisfacción en la vida y ni siquiera recibe un entierro digno, sería mejor para él haber nacido muerto. 4 Entonces su nacimiento habría sido insignificante, y él habría terminado en la oscuridad. Ni siquiera habría tenido un nombre 5 ni habría visto la luz del sol o sabido que existía. Sin embargo, habría gozado de más paz que si hubiera crecido para convertirse en un hombre infeliz. 6 Podría vivir mil años o el doble, y ni aun así, encontrar satisfacción; y si al final de cuentas tiene que morir como todos, ¿de qué le sirve?

7 Toda la gente se pasa la vida trabajando para tener qué comer, pero parece que nunca le alcanza. 8 Entonces, ¿de verdad están los sabios en mejores condiciones que los necios? ¿Ganan algo los pobres con ser sabios y saber comportarse frente a otros?

9 Disfruta de lo que tienes en lugar de desear lo que no tienes; soñar con tener cada vez más no tiene sentido, es como perseguir el viento.

El sentido de la vida (día 11)

20130811-074515 a.m..jpg

No existe problema en poseer cosas materiales, el problema es que las cosas materiales nos posean.
Muchas personas me han enseñado el correcto valor de las cosas materiales, me lo enseñan con su vida. Wayne Myers a través de su Libro “Viviendo más allá de lo posible” nos muestra con ejemplos claros que Dios usa el dinero para extender su reino y la bendición radica en no acapararlo, sino dejarlo fluir, Jesús dijo: “Dad y se os dará”.

“Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir”. (S. Lucas 6:38 RVR60)

No hay mucho que agregar a la forma en que Eclesiastés nos enseña, mejor leamos y meditemos.

Eclesiastés 5:8-20 [NTV]

La inutilidad de las riquezas

8 No te sorprendas si ves que un poderoso oprime a un pobre y si no se hace justicia en toda la tierra. Pues todo funcionario está bajo las órdenes de otro superior a él, y la justicia se pierde entre trámites y burocracia. 9 ¡Hasta el rey saca todo lo que puede de la tierra para su propio beneficio![c]

10 Los que aman el dinero nunca tendrán suficiente. ¡Qué absurdo es pensar que las riquezas traen verdadera felicidad! 11 Cuanto más tengas, más se te acercará la gente para ayudarte a gastarlo. Por lo tanto, ¿de qué sirven las riquezas? ¡Quizás sólo para ver cómo se escapan de las manos!

12 La gente trabajadora siempre duerme bien, coma mucho o coma poco; pero los ricos rara vez tienen una buena noche de descanso.

13 He notado otro gran problema bajo el sol: acaparar riquezas perjudica al que ahorra. 14 Se invierte dinero en negocios arriesgados que fracasan, y entonces todo se pierde. A fin de cuentas, no queda nada para dejarles a los hijos. 15 Todos llegamos al final de nuestra vida tal como estábamos el día que nacimos: desnudos y con las manos vacías. No podemos llevarnos las riquezas al morir.

16 Esto es otro problema muy serio: las personas no se van de este mundo mejor de lo que llegaron. Todo su esfuerzo es en vano, como si trabajaran para el viento. 17 Viven toda su vida bajo una carga pesada: con enojo, frustración y desánimo.

18 Aun así, he notado al menos una cosa positiva. Es bueno que la gente coma, beba y disfrute del trabajo que hace bajo el sol durante el corto tiempo de vida que Dios le concedió, y que acepte su destino. 19 También es algo bueno recibir riquezas de parte de Dios y la buena salud para disfrutarlas. Disfrutar del trabajo y aceptar lo que depara la vida son verdaderos regalos de Dios. 20 A esas personas Dios las mantiene tan ocupadas en disfrutar de la vida que no pasan tiempo rumiando el pasado.

El sentido de la vida (día 10)

Confiando en Dios

Cuantas veces queremos acercarnos a Dios y solo lo hacemos por la emoción y para suplir una necesidad momentánea, la mejor forma de identificar esto es analizar cual es nuestra actitud. Si al acercarnos a Dios la emoción nos controla, Eclesiastés nos dice que nos apresuraremos a hacer promesas que muy seguramente no podremos cumplir, o que olvidaremos, el famoso “Ahora si voy a hacer tal cosa”, “Ahora si dejo de hacer tal cosa”.

Buscar a Dios es una relación permanente, tiene que ver mas con lo que hacemos y menos con lo que decimos…

Las palabras se las lleva el viento, pero las acciones permanecen, dan fruto, nos cambian.

Meditemos un momento, cuantas promesas a Dios no hemos cumplido, cuantas veces la emoción nos hace hablar.

Dios es mas que palabras. cuando respaldamos nuestra búsqueda de Dios con acciones, la vida tiene sentido.

Eclesiastés 5:1-7 [NTV]

Precauciones al acercarse a Dios

5 Cuando entres en la casa de Dios, abre los oídos y cierra la boca. El que presenta ofrendas a Dios sin pensar hace mal. 2 [b]No hagas promesas a la ligera y no te apresures a presentar tus asuntos delante de Dios. Después de todo, Dios está en el cielo, y tú estás aquí en la tierra. Por lo tanto, que sean pocas tus palabras.

3 Demasiada actividad trae pesadillas; demasiadas palabras te hacen necio.

4 Cuando le hagas una promesa a Dios, no tardes en cumplirla, porque a Dios no le agradan los necios. Cumple todas las promesas que le hagas. 5 Es mejor no decir nada que hacer promesas y no cumplirlas. 6 No dejes que tu boca te haga pecar, y no te defiendas ante el mensajero del templo al decir que la promesa que hiciste fue un error. Esa actitud enojaría a Dios y quizá destruya todo lo que has logrado.

7 Hablar no cuesta nada, es como soñar despierto y tantas otras actividades inútiles. Tú, en cambio, teme a Dios.

El sentido de la vida (día 9)

20130806-072440-a.m..jpg

Seguimos leyendo Eclesiastés, la reflexión que hacemos ahora es en referencia a la sabiduría en contraste con el poder que otorga una posición. en la política, en un trabajo y aun en la familia, pensamos que la posición de autoridad nos hace sabios y que las decisiones que tomamos son correctas por el hecho de ser “la autoridad”, sin embargo dice Eclesiastés: “Es mejor ser un joven pobre pero sabio que ser un rey viejo y necio que rechaza todo consejo” esto nos enseña que si tenemos una autoridad pero nos cerramos al consejo, somos necios. que tipo de sabiduría podemos obtener cuando cerramos nuestros oídos a la enseñanza, nuevamente es una raíz de orgullo, autosuficiencia, es decir: “Yo puedo solo, se hacen las cosas a mi manera, porque lo digo YO”.

sin embargo también nos explica Eclesiastés que aunque tengamos esa “Autoridad” tarde o temprano vendrá otro y de que nos servirá terminar viejos, sin autoridad y sin sabiduría, necios en nuestro orgullo.

Reflexionemos en esto: “¿Estoy abierto a recibir consejo?, ¿Tengo en mi vida Consejeros?, ¿Las decisiones de mi vida son resultado de mi propia manera de pensar?, ¿Utilizo mi posición de autoridad para que no cuestionen mis decisiones?

Eclesiastes 4:13-16 [NTV]

13 Es mejor ser un joven pobre pero sabio que ser un rey viejo y necio que rechaza todo consejo. 14 Un joven así podría salir de la pobreza y triunfar. Hasta podría llegar a ser rey, aunque hubiera estado en la cárcel. 15 Sin embargo, luego todo el mundo corre a aliarse con otro joven que lo reemplaza. 16 Lo rodean innumerables multitudes, pero luego surge otra generación y lo rechaza a él también. Así que nada tiene sentido, es como perseguir el viento.

El sentido de la vida (día 8)

20130802-071714-a.m..jpg

“La Soledad es una mala consejera”, eso dice la gente y tiene razón, no fuimos diseñados para estar solos, pero es interesante saber con quien nos rodeamos, otro refrán dice: “Dime con quien andas y te diré quien eres”.

Tan importante es no estar solo, como lo es elegir bien con quien vamos a estar, desde familia, amigos, compañeros de trabajo o escuela y por supuesto cónyuge. si viviéramos solos por mas que disfrutemos el fruto de nuestro esfuerzo, llegara el momento en el que la temible pregunta invadirá nuestra alma: ¿Para quien hago todo esto? porque un día, no estaremos.
En la soledad el orgullo se fortalece, la soberbia, la autosuficiencia, pero ese castillo que se levanta en soledad se destruye en el olvido.

La soledad eres tu, cuando tu espíritu no tiene con quien estar. – Jose Durante

Lo mejor es rodearnos de personas que ayuden e impulsen el sentido de nuestra vida, personas que busquen lo mejor para nuestra vida, disfrutar hasta el ultimo respiro de la compañía de quienes amamos, por eso es absurda la falta de perdón, el odio, la amargura, para que crear barreras cuando podemos rodearnos de personas que nos ayudan a no rompernos fácilmente…

Eclesiastés 4:7-12

Las ventajas de tener compañía

7 También observé otro ejemplo de algo absurdo bajo el sol. 8 Es el caso de un hombre que está totalmente solo, sin hijos ni hermanos, no obstante trabaja mucho para acumular toda la riqueza posible. Sin embargo, luego se pregunta: «¿Para quién trabajo? ¿Por qué me privo de tantos placeres?». Nada tiene sentido, todo es tan deprimente.

9 Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. 10 Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas. 11 Del mismo modo, si dos personas se recuestan juntas, pueden brindarse calor mutuamente; pero ¿cómo hace uno solo para entrar en calor? 12 Alguien que está solo, puede ser atacado y vencido, pero si son dos, se ponen de espalda con espalda y vencen; mejor todavía si son tres, porque una cuerda triple no se corta fácilmente.