El sentido de la vida (día 12)


20130812-100748 a.m..jpg

¿Trabajas para vivir? O vives para trabajar… La mayor frustración y desilusión en el trabajo es cuando después de dedicarle años de tu vida (que jamás volverán) te das cuenta que no obtienes lo que deseabas… Imagina a una persona jubilada que dio los mejores años de su vida a un trabajo y ahora no tiene ni el reconocimiento, no las fuerzas, ni la salud, nada. Y como dice Eclesiastés, muy seguramente otro disfrutara de sus riquezas.

Toda la gente se pasa la vida trabajando para tener qué comer, pero parece que nunca le alcanza. Disfruta de lo que tienes en lugar de desear lo que no tienes; soñar con tener cada vez más no tiene sentido.

Es frustrante que algunas personas se alejan de la conexión familiar para dedicarse a su trabajo, pensando darles mejores cosas a su familia, finalmente cuando obtienen el puesto anhelado, el sueldo anhelado, no tienen familia para disfrutarlo. La perdieron en el camino.

Por más esfuerzo que hagamos y aún viviendo mil años, si nuestro trabajo no esta basado en un propósito eterno, seremos piezas de un juego de ajedrez, viviremos un poco de emoción, pero finalmente al acabar el juego, el Rey y el Peón irán a la misma caja.

Eclesiastés 6:1-9 [NTV]

1He visto otro mal terrible bajo el sol que pesa tremendamente sobre la humanidad. 2 Dios les da a algunos mucha riqueza, honor y todo lo que pudieran desear, pero luego no les da la oportunidad de disfrutar de esas cosas. Se mueren, y algún otro —incluso un extraño— termina disfrutando de toda esa abundancia. Eso no tiene sentido, es una tragedia terrible.

3 Un hombre podría tener cien hijos y llegar a vivir muchos años. Pero si no encuentra satisfacción en la vida y ni siquiera recibe un entierro digno, sería mejor para él haber nacido muerto. 4 Entonces su nacimiento habría sido insignificante, y él habría terminado en la oscuridad. Ni siquiera habría tenido un nombre 5 ni habría visto la luz del sol o sabido que existía. Sin embargo, habría gozado de más paz que si hubiera crecido para convertirse en un hombre infeliz. 6 Podría vivir mil años o el doble, y ni aun así, encontrar satisfacción; y si al final de cuentas tiene que morir como todos, ¿de qué le sirve?

7 Toda la gente se pasa la vida trabajando para tener qué comer, pero parece que nunca le alcanza. 8 Entonces, ¿de verdad están los sabios en mejores condiciones que los necios? ¿Ganan algo los pobres con ser sabios y saber comportarse frente a otros?

9 Disfruta de lo que tienes en lugar de desear lo que no tienes; soñar con tener cada vez más no tiene sentido, es como perseguir el viento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s