Cosas para recordar…


20130724-053850 p.m..jpg

Dios nos ama y dio a su hijo Jesus para reconciliarnos con Él, para vivir en comunion con el Espíritu Santo.
Esta comunión es un proceso que debe ir en aumento, demostrando que nuestra vida ha sido transformada por Dios. Estas dos verdades son la base de todo aquel que conoce a Jesús, de allí que él mismo resumió toda la Ley en dos mandamientos: Ama a Dios con TODO tu ser y a tu Prójimo como a ti mismo.

Sin embargo, muchas veces esa relación de comunión con Dios se ve afectada y se estanca por nuestra misma naturaleza de conformismo, y sobre todo por que olvidamos que no se trata de nuestros deseos, sino de los deseos de Dios.
Muchas personas asisten regularmente a una Iglesia sin embargo, la prioridad en su corazón es analizar que las cosas no se hacen como ellos piensan, has escuchado frases como: “Esa predicación yo la hubiera dicho mejor, le faltó decir mas cosas”, “El dinero no se esta usando de la mejor manera, yo lo hubiera usado mejor”, “La alabanza, las luces, la ropa que traen, no es correcta para que estén en la plataforma”, “La forma en que los Pastores se comportan no es correcta, yo lo haría de forma diferente”, en fin, no acabaría de escribir todas las frases, pero te aseguro que has escuchado o tal vez hemos dicho alguna parecida.
Esta actitud genera la búsqueda de una Iglesia Perfecta, o al menos, una Iglesia a mi manera, muchas personas incluso inician su propia Iglesia motivados no por amor a las almas, sino por “desamor ” a la Iglesia en la que estaban. Es cierto hay muchas cosas malas en el cristianismo, pero la verdad es que no son cosas malas de Dios, son cosas motivadas por nuestra inmadurez y no entender que la Iglesia no es un club social, no es un grupo de autoayuda, no es una asociación de acciones sociales, La Iglesia establecida por Dios comienza en nuestro corazón, cuando permitimos al Espíritu Santo habitar en nosotros y dejarlo que El gobierne nuestra manera de pensar y nuestra manera de actuar.
Pensemos por un momento, si nos dividen la versión de la Biblia, si nos divide la forma en que llevamos a cabo el programa de la reunión, los estilos musicales, etc. Todo eso es tan secundario!!! No puedo imaginarme a mis hijos peleandose y dejandose de hablar porque Josué quiere visitarme en Domingo y Santiago se enoja porque piensa que el Sábado el día que a mi me gusta que me visiten, Andrea trabaja el fin de semana así que esta triste porque ella puede en Miércoles, Imaginen que Santiago me dice Papito y Andrea me llama Moises pero Josué se pelea con ellos por su falta de respeto porque El quiere que me llamen de Usted, ni siquiera por mi nombre, porque es una forma de faltarme al respeto y ser igualados, también buscan diferentes formas de agradarme, con diferentes estilos musicales y diferentes temas de conversación, a Josué le apasionan los deportes, a Santiago la Música y el Baile, Andrea es mas hogareña… Si ya entendiste lo que trato de retratar con este ejemplo las palabras sobraran: Mantén una relación con Dios de manera autentica, como eres tu, reflejando que El ha transformado tu vida y no separando a los demás, iras de iglesia en iglesia buscando la Iglesia perfecta, sin embargo tarde o temprano te sentirás mal, porque el problema es nuestro corazón que se llena de orgullo y quiere que las cosas sean como nosotros creemos.
Se perfectamente de lo que te hablo, Nací en un hogar cristiano, mi Bisabuelo y mi Abuelo eran Cristianos, mi Papá es Pastor y nunca entendí porque no mantuve una relación mas cercana con mis familiares católicos, hoy en día lo lamento, nunca les mostré el amor de Dios, les mostré una falta de amor, también fui rechazado por usar teclado, batería y guitarra eléctrica, mientras las demás iglesias usaban simplemente guitarras de madera, tuve largas discusiones por usar “cantitos nuevos” en lugar de los tradicionales himnos, cuestionaron mi cristianismo por experimentar manifestaciones del Espíritu Santo , incluso me prohibieron brincar en la alabanza porque era darle lugar a “La Carne”.
Vivi el tomar la cena del Señor en Semana Santa, en Navidad, primer Domingo de mes, ultimo domingo de mes, y todas estas cosas son secundarias y deben nacer de una relación personal y creciente con Dios. He vivido el dirigir un ministerio nacional y aun así reconocer que mi vida necesitaba tanto de Dios, cada día necesito un encuentro personal con Jesus, necesito que su amor me transforme, que su Espíritu Santo me guíe, que mi vida refleje a Jesus y sobre todo que lo refleje a los que NO lo conocen, muchos juzgan a quienes no conocen a Jesús y hasta los sacan de su lista de amigos en Facebook, me pregunto, entonces a quien le demuestran que conocen a Jesús?

El deseo de escribir estas lineas es simplemente recordarme mi mismo: Quiero Amarte Dios con todo mi corazón, con todas mis fuerzas, con toda mi alma y con toda mi mente, quiero recordarme que debo amar a mi Prójimo y demostrarlo con acciones , quiero recordarme que necesito la Presencia y dirección del Espíritu Santo en mi vida… La verdad me escribo a mi mismo para recordar que no importa lo que hagan mis hijos, siempre estaré allí para ellos, y que sin importar cuando me visiten, como me llamen, lo único que espero es que de corazón deseen tener una relación conmigo… No hay nada mejor que abrazarlos y escuchar de su voz “Te Amo”…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s