¿Propósitos de año nuevo?


Responder a la pregunta ¿Cuál es mi propósito en esta vida?, o ¿Qué tengo que hacer para que mi Vida tenga sentido? no debe ser tan fácil verdad, imagina las cosas que debes vivir para poder decir: Valió la pena vivir, ya puedo morirme!!! Wow!!!

No, No voy a hablar del libro “Una Vida Con Propósito” (Porque Rick Warren no me da una lana por mencionarlo en mi Blog, así que NO le voy a hacer publicidad)

Hablando de Ramas para no salirnos del tema, PROPÓSITO lo definimos hoy en dia como tooooodas las actividades que debo hacer para que mi vida tenga sentido y llenarme de satisfacción… estas de acuerdo… bueno yo no. ¿Por que?  Simplemente, porque antes así lo pensaba y me di cuenta que no se trata de mi, no se trata de que YO le dé sentido y le encuentre sentido a mi vida a través de las acciones, actividades, circunstancias que me rodean y  llenan de satisfacción, y hablo a quienes conocemos a Dios y vivimos envueltos en una vida dedicada a Él, a veces pensamos que Hacer cosas para Dios nos da propósito en la vida y dejame decirte que muchas veces eso esta fuera de la Realidad de Dios.

Veamos la vida de un hombre y una mujer que a mi parecer, vivieron vidas de propósito y supieron esperar su momento:

Simeón

“En ese tiempo, había en Jerusalén un hombre llamado Simeón. Era justo y devoto, y esperaba con anhelo que llegara el Mesías y rescatara a Israel. El Espíritu Santo estaba sobre él y le había revelado que no moriría sin antes ver al Mesías del Señor. Ese día, el Espíritu lo guió al templo. De manera que, cuando María y José llegaron para presentar al bebé Jesús ante el Señor como exigía la ley, Simeón estaba allí. Tomó al niño en sus brazos y alabó a Dios diciendo:
«Soberano Señor, permite ahora que tu siervo muera en paz, como prometiste. He visto tu salvación, la que preparaste para toda la gente. Él es una luz para revelar a Dios a las naciones, ¡y es la gloria de tu pueblo Israel!» Lucas 2:25-32 [NTV]”

Wow!!! Siempre me ha sorprendido la vida de Simeón, no te dice a que se dedicaba, cuanto ganaba, cuantas personas se convirtieron por sus predicaciones, a cuantas Iglesias fue a predicar, cuanto cobraba,  pedía de ofrenda le daban de ofrenda cuando predicaba, lo que yo leo de el es que

1. Esperaba con anhelo…

Creo que todos coincidimos que lo mas “Desesperante” es “esperar”.
Recuerdo perfectamente a mi Maestra Betty Santiesteban enseñar sobre la Fe y decir: Fe es “Esperar en sitio” cuantas veces decimos que esperamos en Dios, pero estamos moviendonos para todos lados porque “a Dios rogando y con el mazo dando”… algo que Dios me ha enseñado ultimamente es a ESPERAR… asi… Recuerdo al Hno. Frank Warren sentarse en una silla y decir: [lease con acento de gringo] “Estoy sentado en lugares celestiales… ¿y que hago mientras? “Creyendo”… y despues Creer mas… y despues… creer mas y mas… y despues… creer mas y mas y mas…”

Los hombres y mujeres de Propósito saben esperar su momento…

2. El Espiritu lo guió…

Si no vivimos guiados por el Espiritu santo, no podremos escuchar el proposito de neustra vida. asi de facil y asi de tajante. no se puede… punto.
Mercy Ortiz me enseño una gran lección al decir: “Mi vida es una aventura que decidí vivir al lado del Espíritu Santo…” así debe ser, muchas veces he dejado al Espíritu Santo fuera de mis decisiones, y no te hagas… tu tambien, pero no se trata de  “incluirlo en nuestros planes”, NO… Yo soy quien se incluye en SUS planes… La biblia dice que el Espiritu santo estaba sobre Simeón, y lo guiaba, eso mismo queiro que Dios diga de mi…

3. Permite ahora que tu siervo muera en paz…

Aqui viene el punto mas importante… Simeón recibio un proposito para su vida: Dar una palabra profetica y declarar el proposito de Jesus. cuando recibio esa palabra, no lo se, cuanto espero, no lo se, que hizo mientras esperaba, no lo se… lo que se es que no fue relevante, cuantos de nosotros estamos ocupados haciendo cosas… y si el proposito de tu vida es para cuando estes viejo… ¿no sera que es mas importante escuchar la voz del Espíritu y entender sus tiempo?

Ana

“En el templo también estaba Ana, una profetisa muy anciana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser. Su esposo había muerto cuando sólo llevaban siete años de casados. Después ella vivió como viuda hasta la edad de ochenta y cuatro años. Nunca salía del templo, sino que permanecía allí de día y de noche adorando a Dios en ayuno y oración. Llegó justo en el momento que Simeón hablaba con María y José, y comenzó a alabar a Dios. Habló del niño a todos los que esperaban que Dios rescatara a Jerusalén. Lucas 2:36-38 [NTV]”

Piensa muy seriamente en lo siguiente: ¿Si Dios tuviera un proposito para tu vida a los 84 años… esperarias pacientemente en adoracion, ayuno y oracion, hasta el dia que Dios te use?

Que pregunta verdad… he entendido que si Dios me va a usar una vez en mi vejez, vale la pena… pero ya no queiro hacer mis planes e invitarlo, quiero escuchar sus planes y esperar en él.

Jesus vivio 30 años de preparacion para 3 años de ministerio… nosotros queremos 3 años de preparacion para 30 años de ministerio… piensalo que es mas importante, salir a comernos el mundo a mordidas, o permanecer escuchando la guianza del espiritu santo, creo que seriamos mas efectivos si las cosas que hacemos REALMENTE fueran en sus planes y no en los nuestros…

puedo decirte una cosa con una gran conviccion… Dios me esta enseñando a esperar en Él…

Anuncios

3 comentarios en “¿Propósitos de año nuevo?

  1. Es mejor seguir la guianza del Espiritu santo siempre, porque Dios siempre sabe los tiempos exactos en cada ministerio, no son las multitudes sino la calidad de cristianos que formemos en integridad, amor,verdad,justicia,solo atraves del gran maestro que es Jesùs.bendiciones.

  2. Emmmm… Bien decías que tenias que inspirarte para escribir je… Una vez más al leerte: me pones a pensar… Muy bueno, gracias por haber aprendido a escuchar la voz de Dios y compartir lo que quiere decir a través de ti. Te quiero y muchas gracias, ya no solo pensare sino que analizare y actuaré para darme cuenta de los errores que he cometido en esta área pensando en mi y no en los propósitos de Dios.

    1. Gracias… la linea es delgada entre hacer el propósito de Dios o mi propósito para Dios, y lo que trate de exponer es que Simeón y Ana, pudieron vivir, sin tantooo activismo, y supieron esperar escuchando la voz de Dios para cumplir un propósito que sucedió en su vejez, Wow, eso me impacto… y me hizo pensar, estoy dispuesto a hacer lo mismo???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s