¿Bendición Original o Pirata?


Isaac bendice a sus dos hijos, hijos mellizos pero con personalidades y carácter diferente. Este es un ejemplo de las dos opciones de vida que tenemos nosotros como hijos de Dios.

Esaú en primer lugar menosprecio la primogenitura y oportunamente Jacob engaña a su padre para tomar su bendición,  pero las dos bendiciones de Isaac nos dejan ver algo mas profundo, analicemos la primera.

LA BENDICIÓN (Original)

“Jacob se acercó y lo besó. Cuando Isaac olió su ropa, lo bendijo con estas palabras: «El olor de mi hijo es como el de un campo bendecido por el SEÑOR. Que Dios te conceda el rocío del cielo; que de la riqueza de la tierra te dé trigo vino en abundancia. Que te sirvan los pueblos; que ante ti se inclinen las naciones. Que seas señor de tus hermanos; que ante ti se inclinen los hijos de tu madre. Maldito sea el que te maldiga, y bendito el que te bendiga.» [Génesis 27:27-29 NVI]”

LA BENDICIÓN es vivir con el rocío del cielo que concede Dios, que la tierra dé su riqueza y produzca en abundancia, estar en una posición de gobierno. Todo esto viene de Dios, esta bendición es como Adán en el huerto donde el rocío hacia producir y el no tenia la necesidad de trabajar la tierra, simplemente recoger lo que producía,  en Egipto vemos sistemas de riego guiados por la mano del hombre para  hacer producir la tierra, y Dios lleva al pueblo de Israel a la tierra prometida donde “fluye leche y miel” y la agricultura era regida por el ciclo de la lluvia enviada del cielo por Dios.

Esta es la verdadera Bendición, la Divina, donde Dios dice: Las bendiciones te alcanzaran,

Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios” Deuteronomio 28:2

Nuestra labor es mantener una comunión con Dios, oír su voz y seguir su palabra.

LA OTRA BENDICIÓN (Pirata)

“Pero Esaú insistió: —¿Acaso tienes una sola bendición, padre mío? ¡Bendíceme también a mí! Y se echó a llorar. Entonces su padre le dijo:

«Vivirás lejos de las riquezas de la tierra,  lejos del rocío que cae del cielo. Gracias a tu espada, vivirás y servirás a tu hermano. Pero cuando te impacientes, te librarás de su opresión.» [Génesis 27:38-40 NVI]

Esta NO ES UNA BENDICIÓN, en realidad es una maldición, Esaú piensa que hay muchas bendiciones y le pide otra, sin embargo Isaac le  explica que Bendición solo hay una, a los ojos de Esaú, tener otra bendición le serviría para vivir bien, pero si leemos bien, las palabras de Isaac no son de bendición.

“La Bendición de Esaú es una Maldición disfrazada de Bendición”

Básicamente es estar Lejos de las cosas que Dios concede y vivir por tu propio esfuerzo, por tu espada, por tu propio pensamiento y actitud,  sin embargo Dios da la salida a esa maldición, “…cuando te impacientes, te libraras de su opresión.”

Podemos vivir una vida “cristiana” disfrazada de bendición y en realidad estar viviendo gracias a nuestro esfuerzo, obtener lo que queremos gracias a nuestra espada, nuestro trabajo, nuestro pensamiento, marcar el plan de nuestra vida y solo imaginar que al estar cerca de Dios,  es una bendición, en el libro de Josué vemos una declaración radical: si nos esforzamos por Obedecer la voz de Dios TODO nos saldrá bien,

“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. [Josué 1:8 RV60]”

Esta formula se repite en el nuevo testamento

“Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito. [Romanos 8:28 NVI]”

La clave esta en amoldarnos, a su propósito, no al nuestro, obedecer su ley, no la nuestra, permitir que Él Gobierne, no nosotros,  allí se centra la diferencia de  vivir la vida que Dios tiene para nosotros, o vivir nuestra propia vida.

Vivir a mi manera, no es una bendición, es una maldición disfrazada, disfrazada de libertad, disfrazada de poder, llena de orgullo y egoísmo, centrado en mi ego.

Vivir la verdadera BENDICIÓN es rendirme a el alto honor de su llamado, reconocer en humildad que todo lo que tengo proviene de Dios, saber que solo su gracia y misericordia pueden hacerme vivir día a día, buscar agradarlo a Él antes que agradar a los ojos de los hombres, saber que solo su gracia y amor fueron suficientes para borrar mi pasado, hacer morir el ego, menguar, para que Él crezca en mi, Vivir para agradarlo a Él.

Anuncios

3 comentarios en “¿Bendición Original o Pirata?

  1. eche a perder una bendicion original de un cliente y me urge sacar una pirata por que es mi unica salvacion no lo quiero hacer pero me urge

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s