El Ministerio Musical en la Iglesia


 

He escuchado bastantes opiniones, doctrinas y puntos de vista acerca del papel que desarrolla la música en la Iglesia y la pregunta que me hago y me hacen es ¿Que tan importante es desarrollar un departamento musical en la Iglesia?

He dicho que una de las muchas maneras en que la adoración se puede expresar es a través de la música, pero música no es adoración, sin embargo la música desempeña un papel sumamente importante en nuestra comunión con Dios.

La música siempre ha estado presente cuando el hombre se quiere acercar a lo espiritual, aun en las culturas y religiones presentes y pasadas vemos el papel preponderante de la música, la razón es porque la música es un lenguaje universal que conecta el cuerpo, el alma y el espíritu, por lo tanto es una herramienta que nos ayuda a conectar todo nuestro ser con Dios.

Lamentablemente en las iglesias muchas veces no aprovechamos las ventajas que la música nos puede dar, si te dijera que tengo una herramienta multiusos que te ayudara a desarrollar mejor la labor de acercar a la gente con Dios, ¿qué harías…? ¿la comprarías?, ¿aprenderías a usarla?, ¿le invertirías dinero, tiempo y esfuerzo? Yo si lo haría, y la música es esa herramienta.

La Música tiene muchas funciones.

La música logra atraer a las personas, capta su atención, te ayuda a dar mensajes, puede ser un vehículo para acercarte a personas totalmente diferentes a ti usando ritmos, estilos, letra de canciones, instrumentos y muchas cosas más, te animo a buscar más usos para esta herramienta y si desconoces alguno no dudes en investigar si alguien más lo ha hecho, podrás ver los grandes beneficios que ofrece.

La importancia de un buen sonido.

Muchas veces me ha costado un gran esfuerzo tratar de entender una buena predicación porque el micrófono no se escucha bien, cuantas veces no entiende la letra de la canción porque no está bien mezclado o simplemente porque las bocinas son, como decimos en Mexico, “marca patito”, en alguna ocasión leí una gran frase “las buenas nuevas, solo son buenas si se pueden escuchar bien” y es realidad, puede ser que un excelente sermón se vea limitado por una mala ecualización, un cable que hace ruido o unas bocinas acartonadas, un excelente tiempo de adoración puede ser interrumpido por ruidos horribles de cables haciendo corto, una guitarra desafinada y una batería que suena como ollas de cocina. Y ni hablar de alguien dirigiendo en “fu remol” (es decir, un tono que no existe), siempre me pregunto, ¿por qué no invertimos en algo que nos ayudará a ser más efectivos en la labor que Dios nos encomendó? David enseñaba a sus músicos, establecía reglas de ensayo, construía instrumentos y estoy seguro que tomaban clases para aprender a usarlos, te animo a invertir en esta área, habrá menos estorbos para que Dios trabaje, Invierte en equipo de audio, capacitación para los músicos, personas encargadas de audio, libros, clases, asesorías, cursos, hay tantas cosas que pueden ayudarte, piensa en invertir, el resultado se podrá ver con muchos frutos.

La Música no es el fin, solo es la herramienta.

Se que muchas veces se ha desvirtuado el uso de la música, ritmos, estilos y aun artistas, pero hay que recordar siempre que la música es la herramienta para compartir el mensaje: Jesús. El contenido es lo que importa, de nada sirve una Iglesia con la mejor tecnología en audio y el mejor grupo tocando si el contenido no es Jesús, o si el carácter de los músicos no refleja a Jesús, solo es ruido.

Lo más importante es reflejar su luz y darle la excelencia a él, David vivía adorando a Dios con su vida, a pesar de sus altibajos, buscaba la presencia de Dios y eso pedía a los encargados de la parte musical, sus músicos mantenían una comunión tan intima con Dios que estaban listos para profetizar, cuanto necesitamos departamentos musicales de ese nivel, que los músicos se conviertan en el apoyo más grande de los lideres y pastores en lugar de ser, como en algunas ocasiones, el dolor de cabeza más grande.

Recuerda que todo nace de un corazón que busca a Dios, un corazón apasionado por su presencia, es allí donde la excelencia encuentra materia dispuesta, sin orgullo, sin vanagloria, dispuestos a ser usados como una herramienta en manos de Dios.

El mundo muchas veces se prepara con excelencia usando los equipos más sofisticados y la mejor calidad para dar a conocer a los cuatro vientos y por todo el mundo un sonido que además de no edificar, está lejos de tener un mensaje que acerque a las personas con Dios, ¡cuánto necesitamos transmitir el mensaje más importante del mundo con excelencia!

Anuncios

Un comentario en “El Ministerio Musical en la Iglesia

  1. Moises: excelente articulo.
    Es impresionante como muchas iglesias subestiman el “beneficio” del grupo musical y de sonido.
    He luchado porque mu equipo de sonidistas asistan a talleres y seminarios que nos ayude a mejorar nuestro trabajo.
    Pero la resistencia de anios que se incrustado en las mentes de las personas impide que se utilicen estas herramientas.
    Cuanto mas los musicos y cantores!
    En nuestra cultura latina lamentablemente pensamos que como “me gusta cantar/tocar” lo puedo hacer sin necesidad de mejorar la tecnica, y como es para el Senior…el se encargara de arreglar el sonido…
    Es una cultura de mediocridad laque debemos erradicar de nuestras iglesias.

    Bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s