Disfrutando la Adoracion


Caras aburridas, miradas atentas al reloj, ojos examinadores, comentarios del tipo: “que ya cambie de canción”, “quien le dijo que podía cantar”, “estaría mejor si…”, tenemos que admitir que no todas las personas que asisten a una reunión lo disfrutan, y esto sin mencionar a los “nuevos” o mejor dicho invitados, “pase al frente”, “aplauda”, y en algunos casos 14 manos sobre el tratando de que “reciba” paz y seguridad. Mi papa es pastor y recuerdo que en muchas ocasiones cuando la congregación no tenía una expresión de alegría les decía, “alégrense, estamos con el mejor”, no pienses que estoy juzgando nuestras reuniones, estoy hablando de los casos donde las personas no disfrutan estar en comunión con Dios, estoy hablando de los distractores que pueden alejarnos de recibir verdaderamente un impacto en nuestras vidas capaz de transformarlas, estoy hablando de Disfrutar. Si tenemos el Dios más Maravilloso, que nadie se puede comparar con El, ¿porque no disfrutar de su presencia?

Veamos algunos pasajes bíblicos:

Romanos 5:2 Nos alegra saber que por confiar en Jesucristo, ahora podemos disfrutar del amor de Dios y un día compartiremos con él toda su grandeza. (BLS)

Salmos 106:5 “Permíteme cantarte alabanzas en compañía de tu pueblo elegido; ¡permíteme disfrutar de su bienestar y alegría!” (BLS)

“Hazme disfrutar del bienestar de tus escogidos, participar de la alegría de tu pueblo y expresar mis alabanzas con tu heredad.” (NVI)

 

Salmos 68:3 “Más los justos se alegrarán; se gozarán delante de Dios, Y saltarán de alegría.” (RV60)

“Pero que los justos se alegren y se regocijen; que estén felices y alegres delante de Dios.” (NVI)

La biblia nos invita a disfrutar de la presencia de Dios, te imaginas cuando el pueblo de Israel celebraba fiesta ante Dios, seguro que no faltaba algún aburrido, criticón, malhumorado que no quería disfrutar, pero que harías después de cruzar el mar?, después de ver como cae pan del cielo, al ver la nube de la presencia de Dios, ver que Dios está en medio de ti, yo me alegraría, yo lo disfrutaría y ahora quiero invitarte a que lo hagas, que disfrutes estar en la presencia de Dios.

¿Por qué no disfrutamos?

He escuchado muchas razones para no disfrutar de una reunión, pero en la biblia encuentro muchísimas donde se me invita, recomienda y aun ordena alegrarme, disfrutarlo. Muchas veces no disfrutamos de alabar a Dios porque alguien nos dijo que estaba mal, a alguien le parece fuera de orden y respeto cada expresión, pero la biblia me lo ordena, Dios es un Dios alegre y yo necesito alegrarme con El. En ocasiones no disfrutamos porque la música no es de nuestro agrado, afortunadamente, hay alabanza en prácticamente todos los estilos musicales, pero no te cierres a pensar que solo el estilo que a ti te gusta es alabanza, porque no se trata de ti, no se trata de tus gustos, se trata de Dios.

Muchas veces queremos que la reunión nos agrade a nosotros y la hacemos de acuerdo a lo que nos gustaría, pero la reunión es para alabarlo a él, agradarlo a él, así que debemos pensar que le gusta a Dios y en la biblia leemos que a él le gusta la voz de júbilo, los saltos de alegría, el sonido de trompeta, los címbalos de júbilo, el clamor de gozo, etc. Debemos disfrutar alabarlo como a Él le gusta, mi alabanza es para él, para el Dios que es bueno, que es grande, que es justo, que merece mi adoración, que merece mi obediencia, el único que puede darme vida eterna, necesito disfrutar que “estamos con el mejor”

Practica todos los días

He podido ver el cambio en mi vida y en la de muchas personas que aprenden a disfrutar de su comunión con Dios y la forma en que expresan su alegría cuando le alaban, me da gusto ver que la tristeza se va, la depresión, la soledad, la angustia, porque cuando actuamos y con nuestras acciones declaramos que hay gozo en nuestra vida, Dios actúa en nuestras circunstancias y las cambia, recuerdas cuando Josafat se vio asediado por el enemigo, el prefirió disfrutar de la presencia de Dios que sumirse en una depresión, los músicos se prepararon, los sacerdotes marcharon y todos disfrutaron de alabar a Dios, la respuesta no se hizo esperar, salieron vencedores de la batalla, sin pelear, la razón, estaban con el mejor y al disfrutar de su presencia Dios cambio sus circunstancias, allí se cumple que el cambia tu tristeza en gozo y tu llanto en alegría, permite que Dios actúe, Disfruta de alabarlo, tal vez la primer vez será no hacer comentarios que juzguen, tal vez la próxima vez sonrías un poco más, saltes, grites, cuando te des cuenta, estarás Disfrutando junto a los Justos, saltando de alegría delante de Dios.

No pierdas una oportunidad de expresarle a Dios cuanto lo amas y la alegría que te da de saber que él es nuestro Dios.

Moisés González es director del Instituto CanZion en México, escuela que forma adoradores lideres que impactan al mundo edificando el Reino de Dios.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s